Ganancias y Pérdidas en el Proceso Migratorio

Me senté a escribir este artículo, para transmitir en primera persona lo que siente una persona que emigra, y el proceso de aculturación y duelo.

Soy Argentina, nacida en Buenos Aires. Pasé mi infancia y adolescencia allí, y nos mudamos hace 17 años  a España. Primero hemos vivido diez años en Málaga, y hace siete años que estoy en Barcelona.

Mis abuelos eran inmigrantes sirio libaneses y españoles. Llegaron en barco a Buenos Aires, e iniciaron una vida allí.

Crecí entre dos culturas, dos religiones y escuchando todas las historias que envuelven a la inmigración: pérdida, traslado, desarraigo, anhelo y adaptación.


Y hoy, la historia se vuelve a repetir:

Cuando dejé mi país, y en las sucesivas mudanzas, lo hice con la idea de volver. Pero a medida que pasó el tiempo, mis planes junto con mis objetivos cambiaron. Y hoy me doy cuenta que, en ese tiempo que transcurre, se demoran nuestros proyectos de vida y todo lo que implica establecerse.

A nivel personal, también he demorado más  en establecerme, pero por otro lado he ganado experiencias y he comprendido otras perspectivas del mundo.

Otro asunto importante a tener en cuenta, es que SIEMPRE serás un extranjero. Da igual lo bien que hables el idioma, y/o los años que vivas en el país de acogida.
Aunque hayas logrado un reconocimiento profesional, formar un grupo de amigos e integrarte en el país, éste es un sentimiento que acompaña al inmigrante.

Y por último, comentar lo que les ocurre a muchas personas que deciden regresar a su país. Hay una frase de P. Neruda, que lo describe de la mejor manera posible: “Nosotros los de antes, ya no somos los mismos “.

La persona que ha vivido fuera de su país durante un tiempo, no volverá a ver el mundo de la misma manera . No será el mismo, y se encontrará con aspectos en su país de origen, con los que no se sentirá identificado.

Me gustaría resaltar que la experiencia de vivir fuera tiene un gran impacto emocional, y marca un antes y un después en nuestras vidas .Esta experiencia nos vuelve más fuertes y descubrimos que tenemos dentro Recursos inexplorados, llenando nuestra esencia con paisajes y colores hasta ese momento desconocidos.

Comments are closed.